MÁS DE UN TERCIO DE LOS PRODUCTORES FOTOVOLTAICOS SOPORTA RENTABILIDADES NEGATIVAS

Anpier, la Asociación Nacional de Productores Fotovoltaicos, considera demoledor el escenario financiero de los pequeños y medianos productores españoles de energía solar fotovoltaica tras la reforma del sector eléctrico aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy e impuesta sin consenso sectorial, territorial ni político.

Así se desprende de la encuesta realizada por esta asociación sobre una muestra de 500 instalaciones de entre 10 y 100 Kw repartidas por todas las Comunidades Autónomas. Más de un tercio de los propietarios de estas instalaciones, concretamente un 36%,  declaran soportar rentabilidades negativas, mientras que, en el otro extremo, sólo un 3% han llegado a obtener el 7,5% que aseguraba el Gobierno que alcanzarían todas y cada una de estas instalaciones con la reforma.

Al cambiar drásticamente la estructura de la amortización, el 100% ha tenido que refinanciar o soportar los pagos mensuales con recursos propios. Lo que ha supuesto aportar garantías adicionales a los bancos, aceptando, además, tipos de interés más alto a cambio de extender los periodos de amortización, de tal manera que hiciera posible soportar los pagos mensuales. El 15% de los encuestados tienen mensualidades pendientes con las entidades bancarias que les aportaron la financiación, recordemos que el propio Ministerio impulsó este tipo de operaciones y recomendaba financiar el 80% de la inversión. El 79% de los productores debieron aportar garantías personales frente a la banca, sus propios hogares familiares en la gran mayoría de los casos. El 23% de los productores que financiaron, soporta, además un derivado financiero que les impide lograr algún alivio con la caída del Euribor durante los últimos años.

El perfil de pequeño y mediano productor está formado por profesionales y asalariados de clase media que, según revelan en el estudio, anteponían la seguridad a la rentabilidad un 26% de los encuestados; mientras que tan sólo un 10% consideró la rentabilidad como principal variable para emprender la instalación. El 60% afirma que la motivación ética guió su decisión de embarcarse, tal y como les propuso el Estado, en el desarrollo y generación de energía solar fotovoltaica. Finalmente, si entre la gran cantidad de información que difundió el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para promover estas instalaciones, se hubiera advertido de algún atisbo de riesgo regulatorio, sólo el 0,4% hubiera mantenido su decisión de arriesgar sus ahorros y patrimonio a este fin.

El Presidente de Anpier, Miguel Ángel Martínez-Aroca, afirma que la encuesta ofrece "un reflejo fiel de la cruda realidad generada por la reforma: datos negativos para los pequeños productores, que contrastan con los elevados beneficios alcanzados por las grandes empresas del sector en este mismo lapso temporal" y sostiene que "el Gobierno no precisa de este tipo de estudios, puesto que conoce con total precisión lo que se liquidaba antes a estas familias y lo que se les liquida ahora. Tiene los datos exactos de los estragos que están ocasionando, que han sumido a 62.000 familias en una situación financiera límite, por lo que el colectivo precisa un cambio urgente de escenario normativo"

Categoría:ANPIER
Fecha publicación: 09 de marzo de 2015