Anpier denuncia que miles de familias fotovoltaicas podrían quedarse sin la retribución que les corresponde por la imposibilidad de cumplir en tiempo y forma con los trámites burocráticos que impone el nuevo marco normativo.

 

Anpier advierte que los coches eléctricos resultan perjudiciales para el medio ambiente si no se recargan con energía procedentes de fuentes de generación renovable, puesto que, de otra manera, su carga proviene del mix energético convencional y, por lo tanto, aunque la unidad en sí no emita contaminantes, la energía que le impulsa ha generado en origen gases de efecto invernadero y residuos radioactivos

Anpier denuncia que el nuevo marco energético expropia las horas de sol a los españoles para favorecer a las empresas tradicionales, que producen a partir de fuentes fósiles y nucleares, cuyos riesgos son sobradamente conocidos e indeseados por la sociedad. Esta situación, en la que unas tecnologías obsoletas desplazan a las renovables, no tiene precedentes en ningún lugar del mundo.

La Administración adeuda a las 62.000 familias productoras de fotovoltaica el 40% de las cantidades correspondientes a las liquidaciones de los meses transcurridos del ejercicio 2014; unas liquidaciones que aplican, además, unos recortes de ingresos de hasta el 50% con respecto a las remuneraciones que garantizó el Estado para que los españoles invirtieran sus ahorros en el desarrollo y generación de energía solar, por lo que, con respecto a lo previsto, a estas alturas del año, con los recortes y retrasos, estas familias han ingresado, de media, apenas un 35 % de lo inicialmente garantizado.

 

10.000 personas venidas de toda España, convocadas por Anpier, se han manifestado se han concentrado frente al Ministerio de Industria, Energía y Turismo para exigir al Gobierno un cambio de rumbo inmediato en su política energética.

CONOCE EL MANIFIESTO ANPIER


ANPIER EN LAS REDES SOCIALES:

ACUERDOS DE COLABORACIÓN:





ULTIMAS CAMPAÑAS DE ANPIER: