Anpier ha solicitado formalmente a la Administración que regule, en los términos reglamentarios que exige la Ley General de Publicidad, los mensajes publicitarios y los patrocinios de las empresas del sector energético, de tal manera que los consumidores puedan conocer las emisiones de gases de efecto invernadero que emiten dichas entidades así como los residuos radioactivos que generan.

El Real Decreto 650/2017, por el que se establece un cupo de 3.000 MW de potencia para nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables en el sistema eléctrico peninsular, consolida la estrategia en política energética que aplica el Gobierno del Partido Popular: apartar al ciudadano de la generación de energía y asegurar que un negocio de 59.000 millones de Euros anuales sea controlado exclusivamente por un reducido grupo de operadores. El Ministerio de Energía entiende que los ciudadanos no deben participar del sector energético, a los que no atribuye capacidades suficientes para gestionar activos de generación. 

Anpier denuncia que el Gobierno español está desarrollando una política energética que insta al Estado a “privatizar” la generación eléctrica y entregar un recurso natural abundante en España a un reducido grupo de empresas, hurtando a la sociedad la posibilidad de aprovechar directamente este recurso. Consideración que ha trasladado el presidente de esta asociación, Miguel Ángel Martínez-Aroca, al Comisario Europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete.

 


De interés:

FISCALIDAD

CADENA ELECTRICIDAD

FACTURACIÓN / LIQUIDACIONES